Cuatro proyectos que impulsan la inteligencia artificial en Europa

Por: Wario Duckerman

Acelerar el desarrollo de la inteligencia artificial es un punto clave en la agenda de la Unión Europea, que considera que puede beneficiar a todos los ciudadanos. El estudio ‘Inteligencia artificial, beneficios reales’ analiza este fenómeno y cómo forma parte de la vida cotidiana de los europeos a través de diferentes proyectos.

Lo que hace diferente a la inteligencia artificial de cualquier otro tipo de tecnología es la capacidad de aprender y actuar en consecuencia. Igual que la inteligencia humana ha conseguido que la especie avance y se desarrolle, la IA ya está presente en muchísimos aspectos de la realidad cotidiana: desde aplicaciones de música a los ‘chatbot’, desde los imprescindibles ‘smartphones’, hasta las apps. Pero, esta tecnología da para más, mucho más.

La Unión Europea (UE) se marcó hace algunos años el objetivo convertirse en la sociedad digital líder en el mundo. Por ello, la UE ha estado apoyando la inteligencia artificial a través de sus programas de investigación y desarrollo, como el ‘7º Programa Marco’ y su sucesor, ‘Horizonte 2020’’. En este lapso, la tecnología ha avanzado y, a su vez, los apoyos y los fondos destinados a financiar estos proyectos.

El compromiso con esta tecnología por parte de Europa se ha traducido en Digital Europe, un nuevo programa de financiación a siete años, con un potencial de 9.000 millones de euros disponible. De estos fondos, 2.000 millones están reservados para impulsar la ciberseguridad y la protección de datos, mientras que otros 1.300 millones de euros irán destinados garantizar el uso de las tecnologías digitales por parte de las administraciones y servicios públicos.

¿En qué campos se puede aplicar la IA?

  1. En la sanidad. La IA puede ayudar tanto a los médicos como a los pacientes de múltiples formas.Las técnicas de detección actuales del cáncer de mama conducen a que 10 a 20% de los pacientes sean informados, erróneamente, de que no tienen cáncer de mama, y ​​los métodos de muestreo de tejidos son largos y, a menudo, no muy fiables. Ahora, gracias al proyecto Murab, la detección es cada vez más exacta. Murab utiliza un robot controlado por IA que toma imágenes a través de sensores de ultrasonido y presión, facilitando el diagnóstico.
  2. Para el procesamiento de datos. La IA abre muchas posibilidades para desarrollar sistemas de tratamiento de datos más precisos y robustos. Esto permitirá diferentes avances en el desarrollo de sistemas capaces de comprender automáticamente la situación y el contexto que se les presenta, a partir de datos de sensores y sistemas de información. A partir de ahí, podrá establecer planes de actuación, tomando decisiones en condiciones dinámicas. Una de las aplicaciones sería en los coches sin conductor o con piloto automático. TRAMAN21 está trabajando en el desarrollo de un sistema que permitirá a los coches cambiar sin problemas entre sus conductores humanos y automáticos, basándose en datos de conductores reales en una variedad de condiciones y casos de conducción previamente estudiados.
  1. Contribuir a mejorar la eficiencia y reducir las emisiones también es una parte importante del uso de la IA. En una industria donde gran parte del trabajo es repetitivo, intensivo y duro, la inteligencia artificial puede ayudar en varias áreas. Por ejemplo, ya existen robots inteligentes, como los del proyecto ERMES, que pueden prever cuándo los cultivos están listos para la cosecha. Por otro lado, el cambio climático es otro de los campos en los que se puede aplicar la inteligencia artificial. Así, las supercomputadoras son capaces de combinar enormes cantidades de datos para crear modelos precisos del tiempo, además de predecir cómo serán los efectos del cambio climático a medio-largo plazo.
  1. Ayudar a aprender e interactuar. Una de las áreas en las que más se aplica la inteligencia artificial es en el aprendizaje y a interactuar. Hoy en día, casi todas las personas tienen a mano un ‘smartphone’, a través de los cuales se relacionan con otras personas, leen noticias y, en definitiva, avanzan en el conocimiento. Pero no siempre todo lo que se lee es real. Con el objetivo de luchar contra las ‘fake news’, nace FANDANGO, que agrega y verifica diferentes tipologías de datos de noticias, fuentes de medios, redes sociales y datos abiertos, para detectar noticias falsas y proporcionar una comunicación más eficiente y verificada.

La inteligencia artificial está transformando el mundo, y todos estos proyectos pueden acercar esta tecnología al ámbito cotidiano, consolidándose como una disciplina disruptiva que canalice la transición hacia nuevas sociedades, nuevas economías y nuevas formas de relacionarse.

Fuente: Alejandra Durán Graván

Marketing Con Inteligencia Artificial, Néstor Wario, Wario Duckerman

Related Posts

Leave a comment